¿Qué es el marketing tradicional?


El marketing es una de las disciplinas más antiguas que se conocen. El término de “marketing” es relativamente reciente y se fecha a principio del siglo XX, no obstante, la idea de “dar a conocer algo”, es tan antiguo como la necesidad del ser humano de intercambiar unas cosas por otras. En definitiva, el marketing comprende la aplicación de una serie de estrategias cuyo objetivo es el de mejorar la comercialización de un producto, bien o servicio a un determinado sector de consumidores.

El marketing tradicional, evolucionó de forma exponencial con la aparición de la imprenta, y la posibilidad de realizar impresiones (copias) de mensajes en masa. De esta forma el marketing se convirtió en una estrategia básica para publicitar y dar a conocer algo, intentando sobresalir frente a la competencia. Lo mejor del marketing, es que evoluciona adaptándose a las nuevas posibilidades que ofrece la transformación digital en la que nos encontramos actualmente.

En el marketing tradicional, se busca que los usuarios sean impactados por la información ofrecida desde medios de comunicación masivos, por lo tanto, su alcance es muy grande, aunque no permite una segmentación elevada.

 

 

Te ayudamos




Combina el marketing tradicional con tu estrategia de marketing digital


Trazar una Estrategia digital que ayude a tu empresa a potenciar su competitividad frente a sus competidores más importantes, no implica dejar de lado acciones de marketing tradicional. De hecho, el marketing digital y el marketing tradicional, son perfectamente complementarios y es muy importante encontrar la mejor sinergia entre ambos.

El marketing digital ofrece un nuevo medio de comunicación, con una serie de ventajas, pero el fondo es el mismo, dar a conocer productos, bienes y servicios, al usuario adecuado. En este nuevo escenario, el marketing tradicional es un interesante complemento. Además, no hay que olvidar algunas de las ventajas de este tipo de marketing. Ofrece un impacto masivo, llegando a un número elevado de usuarios al mismo tiempo. No es “digital”, lo que supone que es el marketing más adecuado para un gran número de personas que aún no están familiarizadas con el entorno digital, pero que son clientes igualmente interesantes.

Pensar que las distintas acciones que componen el marketing tradicional están obsoletas, es no haber entendido que, la aparición de nuevas formas de comunicar, no invalidan las antiguas técnicas. Lo cierto es que en el fondo el concepto es el mismo, presentar, seducir, atraer y convencer. A grandes rasgos, el marketing tradicional es el que se realiza a través de soportes físicos, en contraposición del marketing digital que utiliza las nuevas tecnologías para comunicar.

La comunicación unidireccional, típica del marketing tradicional, nos lleva a centrarnos en el producto o servicio en cuestión, establecer contactos personales con el cliente y buscar una ganancia directa. En este antiguo modelo, el contacto directo, la presencia física y las pruebas o demostraciones delante del cliente, son armas que deben complementar cualquier tipo de estrategia digital.

Estrategia 360


En definitiva, una estrategia de marketing 360, implica la utilización de todas las acciones posibles para ayudar a que una empresa cumpla con los objetivos de marketing prefijados, y que estos estén alineados con los objetivos empresariales. Una estrategia de marketing 360 debe utilizar diferentes medios o canales de forma paralela. Este tipo de estrategias debe combinar el plano online con en el offline para conseguir resultados de gran alcance.

En Orbetec360 tenemos muy claro que la combinación de estrategias de marketing digital y marketing tradicional es la mejor simbiosis para fortalecer la competitividad de tu empresa. El principal valor del marketing tradicional, es que está en el ADN de la mayor parte de empresas. Por lo tanto, saber utilizar este conocimiento y trasladarlo al nuevo entorno digital es una gran ventaja.

Muchas de las habilidades necesarias en el marketing digital, se basan en acciones largamente desarrolladas dentro del paradigma anterior. Convencer a la audiencia, humanizar la marca, transmitir las características básicas o encontrar al cliente adecuado, son necesidades que no cambian en función del medio.

Los eventos presenciales han sido uno de los pilares del marketing tradicional. Una buena forma de publicitar de forma presencial un producto o servicio, con la capacidad de causar un gran impacto en la audiencia y conseguir muy buena fidelización. Del mismo modo, las tiendas físicas suponen una extensión física de la marca y una fantástica oportunidad de conectar con los clientes de forma personal.

La identidad corporativa es la representación o la imagen conceptual de una organización o de una empresa. Desarrollar una imagen corporativa adecuada es fundamental en todo tipo de estrategia de marketing y debe incluir todo aquello que la empresa pretenda comunicar. Abarca aspectos tangibles, como el logotipo, el diseño corporativo, los elementos de comunicación de la empresa, etc. Todos ellos representando un conjunto de ideas que representan a la marca en la cabeza de sus clientes.

Impulsa tu presencia online con nuestros servicios

Déjanos ayudarte en tu Estrategia Digital y Marketing Online